Me vienen a la mente gratos recuerdos al recordar la boda de  Mark y Harriet en la Alquería el Machistre de Alboraya, Valencia. 

Los días previos a la boda, quedamos para conocer a su familia y algunos invitados que habían llegado ya desde Inglaterra. El tiempo de la ciudad de Valencia nos acompañó en todo momento, el sol, la brisa del mediterráneo y el aroma de las flores y campos.

Celebramos la sesión de preboda en la playa, donde disfrutamos todos y las risas inundaron las fotografías. Su romántica historia de amor hace más especial aún la magia que existe entre ellos.

El día de la boda los novios desprendían felicidad en todo momento. La alegría y las risas formaron parte del día más importante de sus vidas, y como no podía faltar ellos irradiaban felicidad, porque ¿que sería el amor sin felicidad?

La novia estuvo acompañada por sus “bridesmaids”, compartiendo momentos únicos . El novio, también estuvo rodeado por sus “bestmen”, disfrutando entre risas y nervios los momentos previos al enlace.

La boda tuvo lugar en la Alquería el Machistre, un lugar mágico y precioso, con encanto por todos sus rincones: plantas, flores, colores y sensaciones. Allí celebraron también su boda otros novios a quienes tengo un cariño especial, Celia y Carlos.

La esencia británica de los novios quedó integrada por la esencia valenciana.

Espero podáis disfrutar de los instantes vividos en la boda de Mark y Harriet tanto como disfruté yo en su día, captando su gran momento de felicidad.

Happily ever after!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *